Notice: Undefined index: file in /home/one/www_20200918/wp-includes/media.php on line 1675

Los estados de ánimo del oso panda para aprender las emociones

Para enseñar a los niños a identificar y nombrar sus emociones, Laurence, directora del jardín de infancia, utiliza los estados de ánimo de ONE. Una forma original para que los profesores desarrollen la capacidad de los niños para expresar sus sentimientos y entablar un diálogo.

Laurence utiliza ONE desde hace cuatro años cuando tuvo la idea de usar el famoso oso panda, con quien se identifican sus alumnos del jardín de infancia, para proceder a la enseñanza de las emociones. “Al principio, utilizábamos ONE en la pizarra, para responder a los correos electrónicos. Pedíamos a un niño que iniciara sesión y que cambiara su estado de ánimo”, explica la directora de la escuela. “Los alumnos están acostumbrados a usar la sección Humor de ONE. Así es como, a menudo, veo que han ido al espacio digital. Ellos cambian su estado de ánimo y yo recibo una notificación. La idea comenzó a partir de ahí”, comentó.

Expresar las emociones y entablar un debate

En lugar de introducir una nueva herramienta, Laurence ha privilegiado el famoso oso panda de ONE, muy apreciado por los niños e identificado por sus padres. Con el ritual matutino, donde cada niño debe mover una etiqueta con su nombre para confirmar su presencia, los alumnos pueden expresar un estado de ánimo. “He imprimido las cabezas de los osos pandas y, por la mañana, cuando seleccionan su etiqueta también eligen su estado de ánimo y lo colocan al lado de su etiqueta”, explica Laura. “De este modo puedo saber cómo se sienten por la mañana cuando llegan a clase, si están tristes o de baja forma, y así puedo iniciar una conversación con ellos. También pueden cambiar su estado de ánimo a lo largo del día si lo desean. ¡Por supuesto, algunos dejan de poner su estado de ánimo porque están siempre contentos!”

Para poner en marcha el ritual de Laurence, una primera sesión puede consistir en presentar los estados de ánimo a los alumnos y pedirles que nombren y describan las emociones. También puede preguntarles en qué situaciones sienten una determinada emoción. Por último, puede tratar los distintos grados de la emoción y ampliar el vocabulario de los niños con el uso de sinónimos, multiplicando los estados de ánimo o dándoles un grado superior (p. ej.: enfadado, enojado, furioso).

Esther Baumard

Compartir el artículo

Leer también...

Un juego de escape en Bélgica para formar a profesores que desconocen el mundo digital

Carine Destatte, directora de una escuela primaria en Bélgica, ha encontrado una solución muy original para familiarizar a su equipo…

Read more

5 aplicaciones indispensables para enseñar una lengua viva

El aprendizaje de lenguas vivas es una de las prioridades actuales de las escuelas. Descubra cómo le pueden ayudar las…

Read more

Nuevos indicadores en la aplicación Estadísticas

¡Estén atentos! La aplicación Estadísticas está experimentando grandes cambios. ¿La idea? Acceder a los datos de una manera más clara y…

Read more

Un juego de escape en Bélgica para formar a profesores que desconocen el mundo digital

Carine Destatte, directora de una escuela primaria en Bélgica, ha encontrado una solución muy original para familiarizar a su equipo…

Read more

5 aplicaciones indispensables para enseñar una lengua viva

El aprendizaje de lenguas vivas es una de las prioridades actuales de las escuelas. Descubra cómo le pueden ayudar las…

Read more

Nuevos indicadores en la aplicación Estadísticas

¡Estén atentos! La aplicación Estadísticas está experimentando grandes cambios. ¿La idea? Acceder a los datos de una manera más clara y…

Read more